Tablón de memoria.

Páginas vistas en total

lunes, 1 de abril de 2013

Portomarín: Pazos y Casas.

 

Pazo del General Paredes






El pazo del General Paredes o casa del Conde de la Maza (apellido del condado de los Taboada), también llamado Casa Grande de Arriba era el palacio mas importante del barrio de San Juan de Portomarín, en el vivió el Comendador mas destacado de la Encomienda de Portomarín, Frey Juan Piñeiro tío de Lope Piñeiro Parragués, que bajo su mayorazgo reunió un importante patrimonio entre el que se encontraba el coto de Loyo y Tras de Loyo. Lo mando construir en el siglo XVI el Capitán D. Gregorio de Villar y Castelo, su primer dueño. Con el tiempo pasa a la Casa de Xac emparentada con los piñeiro al descender por diferentes lineas sucesorias de la estirpe y mas tarde a la estirpe Ribadeneira por descendencia de los Ulloa y Paragues. También fue propiedad por linea sucesoria del Conde de Taboada (titulo concedido en 1683) con apellido de la Maza descendientes de una antigua y dilatada dinastía de militares. leopoldo Gonzaléz de la Maza  ocupa actualmente el titulo de Conde de Taboada con el Nº XVIII, sobrino de D. Pedro Barrié de la Maza Conde de FENOSA, PROMOTOR del anegado de Portomarín Medieval, casado con Dª Carmela Arias Díaz de Rábago de la Maza. El edificio estaba emplazado en el carril "Do Lameiro" en Santa Clara en estado ruinoso, cubierto de maleza, al cuidado de cuatro apoderados, el primero era miembro de la familia de Cruz, el segundo Juan da Silva, el tercero se conocía como el recaudador y el cuarto no lo pude identificar por el momento, se reunían el día nueve de cada mes coincidiendo con la feria mensual del pueblo para cobrar las rentas que repercutía. En el momento del traslado estaba deshabitado los apoderados se encargaron de retirar muebles y enseres, algunos de valor histórico y artístico, de los que se desconoce su paradero. El edificio está construido en cantera de granito y piedra. Con el traslado del pueblo el arquitecto encargado de la obra lo situó, en la plaza porticada al lado del ayuntamiento con la iglesia de San Nicolás al frente. En su traslado y restauración se utilizaron piezas de sillería procedentes del antiguo hospital de peregrinos además de las propias. Interiormente tenia buenos trabajos en hierro y carpintería, destacando los modillones que soportaban las  gruesas vigas de madera de sujeción del piso. En las fachada Sur y Este destaca una curiosa ventana en ángulo que hace esquina separando las dos fachadas con una columna panzuda de fuste monolítico. Con el traslado cambió de titular pasando a manos del Ministerio de Agricultura, en Julio del año 2014 el ayuntamiento compró su propiedad al citado Ministerio, siendo alcalde Juan Carlos Serrano López, por la cantidad de 180.000 €, con intención de rehabilitarlo para servicio de la vecindad, ya que después de 50 años del traslado y restauración, de nuevo se encuentra en estado lamentable, necesitando una importante inversión para su recuperación. 












Fotos del traslado y restauración año 1963.


Ventana con columna de fuste monolítico que hace esquina, separando la facha Sur y Este.



Puerta de entrada principal, antiguamente daba entrada al zaguán.


Arco de medio punto de granito en arista viva que da entrada a las escaleras que conducen al piso superior, donde se encuentras las zonas nobles del pazo. 

La fachada principal situada al Este se divide en tres cuerpos con altura de dos plantas, el central tiene amplia solana sujetada por columnas poligonales que alberga los soportales en el bajo constituidos con pilares renacentistas. El  situado a la derecha en la parte alta de la calle fue construido posteriormente al resto de la edificación, esta ejecutado en sillería de granito, embellecido con hornacina adornada con la imagen de la Virgen María, erróneamente considerada Santa Clara y dos escudos heráldicos del siglo XVIII en la fachada situada al Norte. El cuerpo situado a la izquierda tiene forma de torreón con puerta en la planta baja en arco de medio punto que daba entrada al zaguán y bodega, actualmente acceso a las amplias escaleras de cantería granítica que conducen a la cima de la torre, en la fachada Sur del mismo con el traslado se situó un blasón y piedra con barras de nobleza procedentes del palacio de la encomienda. En el antiguo emplazamiento tenía patio con anejos para paja, cuadras y carros, delimitado por muro con portalón en arco de medio punto con salida a la parte trasera, paralela al camino de San Lázaro.






Fachada Norte y puerta de salida del patio al camino de San Lázaro, en el antiguo emplazamiento, construcción no montada en el nuevo emplazamiento.





Cuerpo central situado al Este con solana y soportales sujetos por cuatro columnas poligonales de granito.


























  
En el ultimo tramo de la fachada principal del cuerpo Este, está situada la hornacina con figura de la Virgen María en la misma localización dentro del marco del edificio que en el Viejo Portomarín, aunque con notables diferencias en la escultura como se aprecia en las dos fotografías de arriba. La original en la foto de la izquierda del año 1955 , el Niño en brazos está situado al frente, la talla es más esbelta y el manto está doblemente marcado, la foto de la derecha muestra, el Niño de lado, la Virgen más ancha y el manto menos marcado. ¿restauración?


                                                           
         
          
        
Las divisas heráldicas del pazo corresponden a los linajes: Rivadeneira, Pardo, Somoza, Quiroga y Sobrado.




Escudo en su emplazamiento original


Pazo Gallegos, Berbetoros o Casa da Marquesa.



Partida de nacimiento de Don Diego de Berbetoros Pardo Ribadeneira. Libro 1º de Bautismos de la parroquia de Ferreirúa (Puebla de Brollón), depositado en el archivo diocesano de Lugo. Transcripción:

A cinco días de septiembre de 1605, nació Diego, hijo de Pedro Sánchez  Berbetoros y Doña Sancha, señores de la villa de Portomarín y de Ferreirúa. Al que cristiane el mismo día. Siendo su padrino Juan Vázquez de Nedos, y después quince días le puse los Santos Óleos y exorcismos dentro de la iglesia y pila de la Ferrería. Tuve la licencia de Albaro de Losada, gobernador, Conde de Lemos y presidente del Consejo de Indias y Doña Agustina, esposa de Lope Taboada, señor del coto de Villasante. Por ser verdad lo firmo. Blas Martínez, Clérigo.



***

La genealogía de los Berbetoros (Según datos del Archivo de la Casa de Fonteboa en Santa Marta de Fixós-Lugo. A.C.F. Berbetoros, testamentos y genealogías Nº 73) da comienzo con D. Diego Berbetoros Pardo Ribadeneira, (1605-1660) hijo de D. Pedro Sánchez Berbetoros y D.ª Sancha de Taboada, matrimonio del que nacieron 7 hijos. D. Diego matrimonio con D.ª Paula Araujo, tienen un solo hijo D. Pedro Sánchez  de Berbetoros que caso con D.ª Constanza Garza de Quiroga, matrimonio del que nació D. Andrés Berbetoros Ribadeneira que comienza con la dinastía Berbetoros en Portomarín, casó con D.ª Ines Montenegro Páramo y Neira, de este boda nacieron tres hijos: D.ª Isabel Melchora Berbetoros casada con D. Juan Nicolás Espinosa, marqués de Bóveda y Limia, tuvieron dos descendientes D. Juan Espinosa Berbetoros y Dª Mónica Teresa Espinosa Berbetoros ; Con este matrimonio continua la Casa de Gallegos o Berbetoros en San Pedro de Portomarín. D.ª Catalina Teresa Bernarda Berbetoros, casada con D. Pedro Andrés Quiroga, y D. José Francisco Manuel Berbetoros. El linaje Berbetoros alcanzó gran importancia en Portomarín con la decadencia de de los Piñeiro, Comendadores de la Orden de San Juan de Malta en la villa. En Ferreirúa de Abaixo de Puebla de Brollón tenían los Berbetoros su casa principal antes del traslado a Portomarín en los albores del siglo XVII, motivado por la adquisición del lugar de San Pedro de Portomarín y casa de Rosende del coto de la Encomienda de Portomarín por el cura párroco de Ferreirúa D. Nuño de Berbetoros en 1572, 50 años después de fallecido en 1522 el Comendador Juan Piñeiro, hecho que da comienzo al señorío de la familia Berbetoros en San Pedro de Portomarín. El eclesiástico testó en 1571 a favor de su sobrino D. Pedro Sánchez de Berbetoros, según A.C.F. BERBETOROS testamentos y genealogías Nº73-1 y en el libro de fundaciones de "A Ferreirúa"A.C.F. BERBETOROS Nº73-3, (hijo de D. Diego Sánchez de Berbetoros 2º señor de Portomarín en 1571 y fallecido el 14 del 2 de 1571 con 60 años de edad. Fuente: tomo II Blasones y Linajes de Galicia pag. 190. Crespo Pozo-un linaje lucense olvidado: Los Berbetoros, Boletín de la Comisión Provincial de Monumentos de Lugo. Tomo VI-1956 pags.170-175. Genealogía de los Berbetoros de Portomarín.













El pazo de Berbetoros también llamado coloquialmente "casa da Marquesa" que era de Bóveda y Limia, Doña Mónica Teresa Espinosa fallecida con 65 años (1725-1790), casó con Antonio Mosquera Pimentel (1700-1770), tuvieron un solo descendiente Catalina Pimentel Espinosa (1745 - 1780). Sus padres eran Juan Nicolás Espinosa Feijó Barros, Marques de Bóveda y Limia (1690 - 1760), e Isabel Melchora Berbetoros (1700-1770). La dinastía de los Berbetoros en Portomarín comienza con Andrés Berbetoros y Ribadeneira y su esposa Inés Páramo Neira, primeros marqueses de Bóveda y Limia, y  finaliza con Joaquín Pímentel y Miranda VI Marques de Bóveda y Limia fallecido sin descendencia, bisnieto de Doña Isabel Melchora y nieto de Doña Mónica Teresa, últimas Marquesas de Berbetoros, 2º y 3º respectivamente. La edificación data del siglo XVII, construida en 1712 como dice la cartelera situada en sus paredes. Sirvió de casa rectoral de la parroquia de San Pedro. La fachada principal tenía puerta con arco de medio punto flanqueada por dos ventanales enrejados, aunque la fachada de mayor interés era la posterior constituida por cuerpo soportalado con arcadas de medio punto de mampostería en pizarra, desaparecido con el traslado. Tiene importante solana que se conserva, con petriles de fuste marcados con las armas de la familia. Al final de la misma fachada tenia un pequeño cuerpo rectangular que albergaba la capilla, construcción también perdida en el traslado. Actualmente el pazo está situado al lado de la iglesia de San Pedro.


















Fotos de la antigua fachada posterior, flanqueada por soportales realizados con arcos de medio punto en mampostería y solana.



Palomar del pazo de Berbetoros, situado en la "riveira" de San Pedro a la altura de "Fontedagra",conocido como " Pombal do Cura ".



Restos del palomar, permanecen gran parte del año sumergidos bajo del agua, visible en época de estío.

El pazo tenía, contraventanas con entrepaños tallados en madera de castaño, el muro norte ciego de ventanas con cuatro contrafuertes, escalera interior de piedra, espaciosos salones en la primera planta, uno con chimenea de piedra caliza y otro con armario-archivo policromado con escudo, gruesas vigas de madera sujetas con modillones tallados con motivos humanos y vegetales, todo ello perdido con el traslado.




Antiguo armario policromado del palacio, con escudo cuarteado con armas de los Berbetoros, Losada, Ribadeneira y Lemos.


La Primera y segunda foto por la izquierda muestran los escudos actualmente, situados en diferentes fachadas del pazo, la tercera la colocación original.


Foto original de otro escudo de armas en las paredes del pazo del que se desconoce su paradero.
                                                           

El muro Oeste estaba blasonado por los tres escudos: mascarón- cartelera con follaje y óvalo con inscripción : M. YAL. SDI/GINES MONTENEG/RO, Y EL S. D. J. BERB/ETOROS. S MIJO A/NO MDCCXII. Blasón con árbol centrado, toros enfrentados y corona sobre la M de Montenegro como señal de nobleza. Los dos continúan en los muros del pazo. Y piedra armera cuarteada con armas de Losada, Ribadeneira, Berbetoros y Lemos, en paradero desconocido. Situados en las columnas de la solana están situados los escudos de Taboada y Montenegro. El pazo pertenece actualmente al Obispado de la diócesis de Lugo, se encuentra en buen estado de conservación después de la reciente restauración en el año 2004-2005 sufragada por la fundación Caixa Galicia. Fue elegido como residencia de verano entre 1963-1979 por el que fuera Obispo de Lugo, el navarro D. Antonio Ona de Echave.











         


Procesión que se organizaba los domingos en época estival para acompañar al obispo Ona de Echave desde el pazo de Berbetoros, a la iglesia de San Nicolás donde celebraba misa. 




 
Obispo de la diócesis de lugo Antonio Ona de Echave.
         Residia en época estival en el pazo de Berbetoros.        

Pazo de Alvarado 

















En primer plano margen izquierdo, fachada posterior del pazo.

El pazo pertenecía a María Barrio Alvarado, hija de Julián Barrio capitán de artillería y de María Alvarado Osorio. En los herrajes de su puerta tenía un pesado eslabón llamado cadena de refugio, procedente de la cárcel local, situada antes de su desaparición en dependencias del ayuntamiento, donde estuvo preso Toribio Mamed Casanova, bandolero gallego del siglo XIX, la persona perseguida por la justicia que conseguía tocar el eslabón no podía ser apresada por la misma. La casa permanecía cerrada gran parte del año, habitada solamente en verano por la propietaria y su hija. Tenía casero o apoderado a su cuidado todo el año, llamado Jesús Mato, padre del sacerdote Jesús Mato. Madre e hija eran conocidas por la fundación, participación en congregaciones y actos religiosos. Este pazo desapareció con el traslado del pueblo. Madre e hija donaron todas sus posesiones a la iglesia, por su convicción religiosa, con el compromiso de esta de rezar misas por sus almas hasta la eternidad y exhumar sus restos en la iglesia de San Pedro en Lugo, donde esta situado el panteón de ambas.







Iglesia de San Pedro, Lugo.







Escudos de armas del linaje Alvarado. Entre la documentación de la familia Alvarado se puede encontrar importante información según D. Manuel Vázquez Seijas, quien tubo acceso a ella como director del Museo Provincial de Lugo, de la Encomienda de Portomarín, Casa de Berbetoros, Caneiros y Santa Mariña. Actualmente estos documentos están depositados en el Museo Provincial de Lugo. 

                                                                                 
      Pazo de Garro

La casa palacio Garro databa del siglo XVIII, estaba situada entre la iglesia-fortaleza de San Juan y el puente, una de sus fachadas miraba al río, destacaba por su amplitud y solana al frente Oeste. En el catastro de Ensenada figura como propietario D. Manuel Garro, abogado de 44 años que vivía en el pazo con cuatro hijos, 2 hombres y 2 mujeres, su madre y dos criados, quien tenía otra propiedad en la calle Rúa Nova. Parte del mobiliario del pazo se encuentra actualmente en Taboada en la casa propiedad de la familia Cadahía, emparentados con los Garro. Un artículo del periódico el Ideal Gallego fechado el 24-7-1980 dice: D. Luciano Romero y Quiroga, nació en Portomarín, 19-9-1853 y falleció en Ordenes (A Coruña) el 8-6-1935. Era nieto de D. Antonio Romero Iglesias comandante graduado del ejercito y de D.ª María Josefa Garro Díaz. Los hijos de este matrimonio fueron empadronados como nobles e hidalgos en el expediente promovido por la nobleza en 1832. Los padres de D. Luciano fueron, Domingo Romero Garro y D.ª Vicente Quiroga y Salgado. Con el anegamiento del pueblo, el pazo desapareció.



                        
Casa del Mascarón


La casa del Mascarón databa del siglo XVIII, estaba situada en el barrio de San Pedro frente al pazo de Berbetoros y colindante por la izquierda con la casa de D. Gabriel  Varela y Costoya. Era propiedad del Cabildo de Santiago. Tenía artísticas puertas y mascarón en el dintel con profusos follajes y representado al centro, San Juan. Actualmente esta situado en el dintel de la casa rectoral del nuevo Portomarín.





             
                    
Situación del dintel en Portomarín nuevo y viejo.


  Casa de Caneiros




La casa estaba situada a las afueras del núcleo urbano a la altura de Santa Mariña. Construida en mampostería de pizarra y granito, tejado a cuatro aguas, puertas y ventanas talladas en castaño y pinturas en el salón  representando guerreo con morrión, tapadas parcialmente con cal, la estancia daba acceso al balcón corrido que dominaba visualmente el curso del río a un lado y otro. Conservaba imagen de la Virgen en madera policromada procedente de la capilla que tubo la casa en el patio tiempo atrás. Según consta en el libro de la Real y Única Contribución fue construida en 1752 figurando como propietario D. Gregorio Pardo, de veinte años y soltero con dos hermanas a su cargo, tres criadas y un criado casado con dos hijos y dos hijas, todos labradores y moradores de la casa. El señor era propietario de otra casa de una altura en el barrio de San Juan de Portomarín y diez de planta baja, sumando un patrimonio de 41 asientos entre fincas urbanas y rusticas, pagaba los impuestos correspondientes al comendador de San Juan, al prior de la colegiata, al presbítero Diego Taboada y a Francisco Carril, ambos en calidad de capellanes de la colegiata de Portomarín, posteriormente iglesia-fortaleza. La Casa fue fundada por D.Pedro Pardo de Cela y pasó a la casa de los Marqueses de Viance a finales del siglo XIII, según consta en el archivo de la casa de Fonteboa. En el año 1919 consta como propiedad de Joaquín Rodríguez y Rosa Vázquez, conocidos coloquialmente en el pueblo como familia de Caneiros.



Detalle de la fuente de la casa de Caneiros.



Casa de Santa Mariña


Aunque actualmente no se observen huellas visibles, la casa de Santa Mariña se aloja en una zona nombrada en escrituras del siglo IX como centro monástico de la orden de los agustinos y convento de religiosas, regido por un soror, en aquella época el abad desempeñara la autoridad suprema de ambas congregaciones reunidas bajo el mismo techo, separadas por un muro. La reconstrucción automedieval la efectuaron los padres de San Rosendo, el Conde D. Gutiérrez Menéndez y Doña Ilduara, duró 10 años, del 912 al 922, para lo que Recaredo obispo de Lugo cedió todas las pertenecías de la iglesia en el lugar por razón de antigua posesión, además el 9 de marzo del mismo año finalizada la reconstrucción, donó la iglesia de Santa Mariña a los Condes . La casa salvada del embalse por estar fuera de los limites del mismo estaba situada dentro de un holgado muro que la rodeaba con frondosa huerta animada de ciprés, antiguamente la rodeaban 12 de estos arboles, tenía seis varas de frente por ocho de fondo. En el catastro de Ensenada figura como vecino y propietario del lugar Domingo Fernández Díaz. Colindaba por la derecha e izquierda con propiedad de la misma, tenía contribución regulada en 14 reales de vellón, más 54 ferrados de centeno y 26 reales de vellón por dieciséis asientos de fincas, percibida por el Comendador de San Juan por razón de foro, el prior y los capellanes de la colegiata, 2 reales de vellón más 4 para misas rezadas y 34 cuartillos de vino por foro. En el año 1513 se hizo foro del lugar a Juan de Santa Mariña y a Mayor de Santa Mariña por la Encomienda. En 1560 se renovó dicho foro a favor de Juan Parto y de su mujer Ana Díaz,  en 1592 por la misma Encomienda se renovó a favor de Fernando Arias Moreiras e Inés Díaz su mujer, por los mismos valores, en 1743  a Domingo Díaz de Guitián por tres vidas de Señores Reyes. Posteriormente perteneció a Domingo Fernández Díaz y finalmente a María Barrio Alvarado que a su fallecimiento dejó en herencia a la iglesia católica de quien era benefactora. Actualmente se encuentra remodelada y reconvertida en casa de turismo rural por Mario Mato, nieto de Jesús Mato apoderado del desaparecido pazo Alvarado del viejo Portomarín.











La mayoría de las construcciones incluso las mas humildes ostentaban arcos de medio punto en la puerta y escudos de armas, vestigio de los nobles que habitaron el pueblo en tiempos lejanos, tejados de pizarra a dos aguas, balcones corridos con balaustre de hierro, suelos de madera y herrajes en puertas.


























Calle de San Pedro, en la foto de la izquierda haciendo esquina fachada principal del pazo Berbetoros, con arco de medio punto, desaparecido con el traslado.



Casa de Patrón. Casa de Carracho donde vivía la familia de Manolo de Arenas y casa da Baralloa.


Calle en San Pedro y casa de Barbeiro



Casa de Higón, donde estaba situado el salón de baile y cine del pueblo.



Casa de Manolo de Santa Marta, de Berto y de Vilarreguenga 





La casa del centro era la de familia de Pisco



Casa de Martiño


                                                
 Casa do Leda, Penoso, y  Barelo.



Casa de Marcelina, madre de Aurelio Castro. Fue la primera derribada,  para iniciar las obras del nuevo puente. En una construcción colindante tenia el negocio familiar, cantina y salón de baile, que en ocasiones servía como cine



Casa del señor Juanito, padre de Daniel "da Aira" y abuelo de Juan Carlos Serrano.



Casa da confitería. En el tiempo de las obras del nuevo Portomarín el segundo piso de la casa estaba alquilado por técnicos de Fenosa. El coche era de Ángel Carro, de carrocería de madera y chapa roja, que utilizado como taxi.


o

Casa de Marcelina situada al final del puente nuevo con Enrique de Baralló y sus cabras al frente. Casa de Castelo y casa de Gómez en "o´paso", entrada del camino de Santiago a San Juan





 Casa Merelle y un rincón en la zona de bodegas       

   




Calle Nova en San Juan y Camino de Santiago en el Barrio de San Pedro




Casa da Ferreirá






En primer plano casa de Noberto, la siguiente de Pinpiniña.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Añadir comentario: