Tablón de memoria.

Páginas vistas en total

domingo, 22 de febrero de 2015

Portomarín: Restos del poblado medieval.



Restos del viejo Portomarín. Mira y veras.






Cada año, en los meses estivales, el descenso del lago formado por el pantano deja ver restos de edificaciones del viejo Portomarín, anegadas en enero de 1963 con la puesta en marcha del salto de Belesar. Se ven puentes, canales, el malecón, los muros que formaban las viñas de la rivera, restos de casas é incluso un cementerio. El césped crece frondoso, verde intenso sobre el lodo que cubre caminos poblados de naturaleza muerta, transportando a las personas que lo vivieron, en un hondo sentimiento de nostalgia y conformidad.



El valle que albergaba el viejo Portomarín Llamado "Val do Ramo" tenia tiene una longitud de 1´5 kilómetros de largo por medio de ancho. El pueblo estaba formado por dos barrios, uno a cada lado del curso del río, San Juan y San Pedro. Su principio comienza en el siglo II d.C, con la construcción de los romanos del viejo puente, dentro de la ruta de transporte de oro de la mina las médulas de León hacia Roma.


A la izquierda de la foto se ve la zona denominada Bugallón, al fondo el Monte del Páramo, el más alto de la comarca con 1.108 m. de altitud, a la derecha cayendo vertical sobre el río el denominado Penedo de Pedrouzos ó Penegresín que albergó en su cima un Castro Celta sien do a su vez protagonista de alguna que otra leyenda como la de los moros una de las mas conocidas y de la que hablo en el post de este mismo blog Portomarín Viejo .






A la izquierda restos del barrio de San Pedro. El fondo del río Miño en su paso por Portomarín esta formado por lajas de pizarra, consecuencia de la constitución geológica de la zona, enclavada en la banda pizarrosa de Guimarey rica en extractos cristalinos y yacimientos de hierro.













Barrio de San Juan




Muro del Malecón

Paseo del Malecón






Pontón del Malecón




Pontón de Cebres.


Fabrica de luz y serrería en el barrio de San Pedro.






Restos del puente romano del siglo II






Caneiro

La pesca tradicional vivió su muerte con la construcción de la presa. 









Molino





Puente de piedra, fue construido en la década de 1930, mide 165 metros de longitud, lo sujetan 8 pilastras Que forman 7 sobrios arcos. Perdura intacto sumergido bajo el agua.





Palco de Música. Estaba situado al fondo del malecón, lugar de celebración de fiestasferias.


Cimientos del barracón, construido para albergar los actos religiosos, durante el traslado de la iglesia de San Nicolás.




Restos casas del barrio de San Pedro




Palomar del Cura o de la Marquesa






Salida del Camino de Santiago, transcurría paralelo al arroyo Torres en la zona dedicada a bodegas de elaboración de vino y aguardiente.




Restos barrio San Pedro.






Tierras de pitanza al sur del pueblo en forma de delta, formado con la incorporación por la izquierda del del caudaloso río Loyo como afluente del Miño,


Molino




Curso natural del río Loio


Puente de Seoane sobre el río Loio en la antigua carretera Portomarín-Paradela




Cementerio de San Juan de Loyo


Curso del arroyo Torres o Cortapezas en la zona de Barrela. El arroyo discurre por el valle que separa el monte de San Roque, albergue del viejo Portomarín, del Monte do Cristo emplazamiento del nuevo poblado. Desemboca en el margen derecho, al norte del viejo pueblo.














































Restos de Ferreiroa




Pozo de Seixón




Restos barrio de San Juan.



Naturaleza muerta


Con las lluvias invernales, el agua cubre siglos de historia de Portomarín. Un paisaje que  los visitantes disfrutan sin la melancolía de quien lo habitó en otros tiempos.








2 comentarios:

Añadir comentario: